Choose Language

Recomendadas

Otra Página del Submarino C3. Another Page dedicated to Submarine C3. Trascripción del artículo publicado en la REVISTA GENERAL DE MARINA de Junio de 1996 - Tomo 230
Recuerda firmar en el Libro de Visitas GRACIAS. Remember to sign in our GuestBook THANKS

Construimos tu sitio Web

Páginas

Suscribete

Pruebas de la Boya Génova

Comparte esta información con tus contactos

Pruebas de la boya “Génova” realizadas en septiembre de 1931 en aguas de Cartagena. La persona que sale de la boya es el Capitán de Corbeta D. Rafael Fernández de Bobadilla y Ragel en aquel momento al mando del Submarino C3 y con el que se hicieron las pruebas

El capitan de corbeta Genova resolvio el problema del salvamento de las tripulaciones de los submarinos averiados sin posibilidades de emerger con un sistema de su invención que fue colocado para pruebas en el submarino C-3 y que posteriormente equiparia a toda la clase en si de manera provisional y a los de la clase D, ya como integrado en el casco desde su construcción.
En la Revista General de Marina de septiembre de 1.930 leemos: El ascensor submarino. Durante el mes de julio se han llevado a cabo en aguas de Cartagena las pruebas preliminares del primer aparato para salvamento de dotaciones de submarinos construido en España. Consiste en un ascensor o boyarín de forma especial que va y viene del submarino naufragado a la superficie del mar, conduciendo uno o más hombres de cada viaje. (El modelo experimental ahora probado sólo tiene cabida para uno). Hasta ahora se han realizado unas 20 salidas desde distintas profundidades hasta 50 metros sin entorpecimiento ninguno (de las que publicamos algunas fotografías). El método es por completo independiente de la profundidad; no requiere en modo alguno la intervención de buzos, ni hay que someter a los náufragos a la presión ni la frialdad del agua. Tampoco hace falta ningún auxilio exterior organizado; basta un pequeño bote sin preparación alguna para el caso, como uno de pesca. Por lo tanto, el salvamento es igualmente posible e inmediato cualquiera que sea el lugar del accidente al puerto o base más próxima. Con el modelo experimental, susceptible, claro es, de mejora en algun detalle, se ha conseguido evacuar un hombre cada quince minutos.
Es adaptable en la mayor parte de los buques ya construidos con poco coste y reforma.
Se han suspendido las pruebas hasta el próximo otoño con motivo del viaje al Cantábrico de la flotilla de submarinos de Cartagena, a la que pertenece el C-3, buque en que se ha montado el ascensor submarino.

 


Comparte esta información con tus contactos

Leave a Reply

  

  

  

*